¿Por qué el precio es lo menos importante cuando se elige un transportista?

La logística es una de las partes más importantes para una tienda online, ya que es la parte que asegura que el producto llega a las manos del cliente. Y eso es, a fin de cuentas, el motivo que lo llevó a comprar en su tienda en primer lugar. Por eso es fundamental que el socio logístico elegido sea el indicado para las necesidades específicas de cada eCommerce.

Sin embargo, es común que los responsables de las tiendas virtuales se sienten tentados a elegir el transportista basado en el precio que ofrecen, sin tener en cuenta otras características esenciales para una entrega. Hasta es simple de entender este pensamiento: cuanto menos se gasta en transporte, menos se cobra del cliente y más barata queda su oferta. Y los precios más bajos suelen atraer a más clientes. Pero, es importante recordar que, a menudo, el barato sale caro. Y, en el caso de una experiencia menos buena con el transporte de sus productos, el precio que se paga es justamente aquel que ninguna tienda online debería estar dispuesta a pagar: los clientes.

Pero, si el precio no es lo más importante en la elección de un transportista, ¿cuáles son los factores que una tienda online necesita tener en cuenta?

Características fundamentales que debe considerar al elegir una transportista

Hay 5 atributos principales que debe analizar cuando busca un socio para entregas. Pero, aún más importante que eso, es saber cuál de ellos es más importante para su tipo de producto o para su tienda online. Si su tienda vende alimentos, tal vez la mejor transportadora no sea la misma de una tienda que efectúa la mayor parte de sus entregas en otros países. Compruebe a continuación todo lo que debe tener en cuenta y analice cuál de estos elementos es más importante para su negocio y para sus clientes.

Rapidez de Entregas

Con la entrada de empresas como Amazon y Alibaba en el mercado del eCommerce, las expectativas del consumidor en relación al tiempo de entrega se alteraron. Actualmente la velocidad de entrega es uno de los factores más valorados por el consumidor y una entrega rápida puede hacer la diferencia entre comprar en su tienda y no en la competencia.

Por lo tanto, si una entrega rápida es imprescindible para el funcionamiento de su empresa (por ejemplo, si vende productos de alimentación perecederos) o si es algo que va a impulsar las ventas de su empresa de forma significativa, necesita asegurarse de que el transportista que elige es ágil y que entrega sus pedidos en un corto espacio de tiempo.

Red de Entregas

La red del transportista, además de tener un impacto directo en la velocidad de sus entregas, también afectará la trazabilidad de sus pedidos y la resolución de problemas potenciales.

Es decir, cada transportista tiene su red de entregas. Hay transportistas que pueden tener una buena red nacional, pero no a nivel internacional – y viceversa. Además, las empresas de transporte presentan diferentes modelos de negocio cuando se trata de entregas internacionales. Por ejemplo, existen algunos transportistas que no tienen una red fuerte fuera de su país, por lo que cuando hay entregas transfronterizas, los pedidos se pasan a otra empresa de transporte. Así, además de aumentar el riesgo de existir algún error, cuando existe algún problema con un determinado pedido, resulta mucho más complicado obtener aclaraciones y, por consiguiente, informar a sus clientes del estado actual del pedido.

Por eso, si realiza muchas entregas internacionales, a la hora de elegir una compañía, debe evaluar los destinos más frecuentes de su empresa, averiguar la calidad de la red de las empresas de transporte que operan en esos locales y aún si existe alguna peculiaridad en el modelo de negocios que valga la pena tener en cuenta en su decisión.

Punto de entrega o servicio de recogida

A pesar de no ser una de las primeras características en las que se piensa a la hora de elegir una compañía, este es uno de los principales aspectos que influirá en su día a día.

Diferentes eCommerces tienen diferentes necesidades. Para ciertos negocios, es mejor cuando un transportista va a recoger los pedidos a una determinada hora en días programados. Para otras tiendas, el indicado puede ser desplazarse a un drop-off point para enviar sus pedidos. Lo importante es que la posibilidad de elección exista, pues la opción más adecuada a su negocio acabará por ahorrar bastante tiempo y energía.

Seguro

La posibilidad de que los productos se dañan o se pierden durante el transporte es uno de los mayores temores, tanto para el consumidor, pues ahora tiene que pasar por el proceso de devolución del producto, como para la tienda online. Además de tener que lidiar con un cliente descontento y con todo el proceso de devolución, la mayoría de las tiendas también pierden dinero pues muchas veces los transportistas no ofrecen seguro para pedidos extraviados o dañados.

Por lo tanto, tenga siempre en cuenta el seguro que la compañía ofrece para estas situaciones, especialmente si los productos que venden son de un alto valor.

Precio

Y por fin, el precio. Si, por supuesto, a pesar de no ser el factor más importante, también debe tenerse en cuenta, junto con las otras características antes mencionadas. Después de todo, las tarifas que un transportista impone pueden afectar a la empresa a nivel económico. Pero, recuerde: a veces vale pagar un poco más por una entrega que garantizará el servicio ideal que necesita, que ahorrar y arriesgar a perder clientes. Después de todo, el costo de mantener un cliente es mucho mejor que el costo de adquisición de un nuevo consumidor.

Conclusión: Por qué el precio es lo menos importante en la elección de una Empresa de Transporte

A pesar de que el precio es una característica importante, este no debe ser el único aspecto a considerar en la elección de un socio logístico. Hay otras características de las empresas de transporte que van a afectar a su empresa. Perder un pedido cuando envía a otro país debido a una débil red internacional o una entrega tardar más tiempo que lo prometido puede traducirse en la pérdida de confianza de un cliente. Y eso sí, sale siempre más caro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.